Luego de renunciar a disputar la intendencia el pasado sábado, Gustavo Sáenz usó el margen de 48 horas que admite la ley y re-lanzó su precandidatura a intendente para sorpresa de todos y el enojo de Guillermo Durand Cornejo que buscaba ser el único candidato a jefe de la ciudad por el frente que postula a Romero y Olmedo.

Las presiones habrán sido terribles. Sobre todo para quienes iban a formar parte de las listas que impulsarían su candidatura a intendente que ante la renuncia de Sáenz a su precandidatura quedaban sin nada porque competir. Ahora, estos precandidatos a legisladores respiran aliviados. Una de las listas a diputado estará encabezada por el actual legislador provincial Guillermo Martinelli; mientras la otra estará encabezada por el monje salteño: Aroldo Tonini. La lista de concejales que apoya a Sáenz la encabezará Matías Canepa.

A la hora de explicar porque decidió dar marcha atrás con la decisión que había tomado el sábado de renunciar a la lucha por la intendencia y conformarse con encabezar una lista de diputados, el exsenador declaró “Fue una decisión muy estudiada, con profundo espíritu democrático, y la adoptamos luego de un intenso debate de nuestro sector. Queremos proponer nuestro proyecto de ciudad y que los salteños decidan”, explicó anoche Sáenz, luego de que el Frente aceptó el cambio.