Un gran revuelo causó la viralización de un video donde se ve a un helicóptero dedicado a asistir a la comunidad Wichi dejar los alimentos y levantar vuelo, asediado por beneficiarios que luego se abalanzan sobre ellos. Eric Ortiz, el piloto que comandaba la tripulación relató los hechos. 

En una entrevista con la CNN, el gobernador Juan Manuel Urtubey señaló que las imágenes son “indignantes” y expresó que el personal orientado para asistir a los perjudicados debió estar “sobrepasado”. “Están en pleno aislamiento (el pueblo). Nada justifica eso. Tiene que haber un responsable del área social colaborando. Habrá pasado algo vinculado a una urgencia. Es inaceptable”, comentó.
El paraje Las Vertientes de la localidad de Santa Victoria Este, en la provincia de Salta, fue una de la zonas más afectadas por la crecida del río Pilcomayo a finales de enero pasado y quedó aislado. La única manera de asistirlos era vía helicóptero.
El video de la polémica, fue grabado el lunes pasado por el cacique Timoteo Ñato de la comunidad Wichi y lo publicó en las redes sociales su sobrino.
Las repercusiones y hasta las deformaciones sobre lo ocurrido por parte de los medios nacionales no se hicieron esperar y se escuchó decir incluso de que ésta era la metodología de reparto de la ayuda social: “desde el aire, reparten mercadería a los inundados”.
Lo cierto es que más allá de las responsabilidades gubernamentales, se puso en tela de juicio la acción del piloto de la aeronave, cuestionando la supuesta actitud indolente.

No todo es como se cuenta

A través de las redes sociales, la tripulante de cabina perteneciente a Aviación Civil de la provincia Fernanda David, intentó echar luz sobre el trabajo que realizan, y del que pocos saben. Es así como en su posteo declara:
“Por primera vez en mi vida, voy a postear algo escrito a través de este medio, ya que perteneciendo y dejando mi alma y mi corazón en Aviación Civil Salta, me siento terriblemente mal por las imágenes que la prensa se encargó de difundir, como si fuéramos una especie de desalmados..”
Y agrega: “La persona que filma la partida del helicóptero es el cacique de la comunidad que es justamente el encargado de administrar la mercadería que como ayuda humanitaria llevamos vía aérea. Somos nosotros lo pilotos lo que bajamos los bolsones de la aeronave y los dejamos a disposición del cacique para que él los distribuya! Nadie mas va en el helicóptero justamente porque buscamos aprovechar al máximo la capacidad de carga de la maquina llevando la ayuda, ya que son cientos de parajes a los que hay que asistir y todos quieren la ayuda de inmediato!! Para el que no conoce la realidad de la zona (como los que sacan de contexto las imágenes que recibieron) ahí la presencia del estado es mínima, maestros y enfermeros o agentes sanitarios.. nada mas… y en algunas comunidades pequeñas ni eso… no hay policía, ni gendarmería, ni intendentes, ni nada que se le parezca a una autoridad salvo el cacique… Porque así es como se organizan las comunidades de pueblos originarios!
Finalmente comenta la azafata: “Las imagenes son muy tristes y sacadas de contexto parece que fuésemos unos desalmados tirando mercadería dede el aire (algo que no hemos hecho jamas) que destratamos a los aborígenes y la realidad es muy distinta a eso! Trabajamos todo el año con las comunidades de pueblos originarios con asistencia humanitaria y vuelos sanitarios. 210 hs voladas desde el 1/1 51.000 kgs de alimentos, agua y medicamentos, 500 personas evacuadas y 96 pacientes y seguimos trabajando con dos y tres helicópteros simultáneamente! Cada uno puede sacar su propia conclusión! Y obviamente estar de acuerdo o no con lo que digo. Solo queria mostrar que hay otra historia detrás de la historia que muestran los medios!!”

La voz del piloto

La voz más buscada, la de Eric Ortiz, el piloto al mando de la tripulación del helicóptero que llevó la asistencia al paraje Las Vertientes, se escuchó en radio Cadena 3, intentando contar los acontecimientos y echar luz sobre las versiones que surgieron a partir de la difusión del video. :

“Me gustaría contar el desarrollo de los hechos para que se entienda, y para que no se desenfoque la información y se malinterpreten las imágenes que son una parte de toda la operación. Nosotros recibimos, como una entidad que se ocupa de transportar ayuda aérea o de realizar rescates, o de buscar pacientes; requerimientos o bien de Defensa Civil de Salta, o bien del Ministerio de Salud a través del SAMEC, que es el organismo con quien coordinamos los vuelos sanitarios. Este vuelo particularmente, era un vuelo sanitario, no era un vuelo de asistencia humanitaria. Nosotros hacemos las dos cosas, muchas veces durante la ejecución de un vuelo sanitario como en este caso, aprovechamos el vuelo porque sabemos que algunas comunidades están totalmente aisladas por el agua, es el caso de Las Vertientes, y aprovechando buscar un paciente, que en este caso era una niña de 10 años que tenía un problema aparentemente de fractura, y luego teníamos que ir a buscar a otro paciente a otra localidad aislada Paraje Pozo La China, que estaba con un niño deshidratado, era la poca información que teníamos, ese era el foco del vuelo. Pero aprovechaos el tiempo de vuelo que es preciado por nosotros, porque hay una inmensa cantidad de necesidades en las poblaciones aisladas, para ademas, llevar alimentos en la medida que podemos. Este fue el caso”- relata.

Aclara también el piloto: Yo fui a buscar a esta paciente de 10 años con el doctor Landi y el mecánico, y una vez que aterrizamos le pedimos al doctor que se aboque específicamente a su tarea que era evaluar el estado de la paciente para ver si la podíamos transportar y bueno, prepararla para el vuelo, y con el mecánico nos dedicamos a bajar la ayuda, que en este caso eran cuatrocientos kilos de alimentos. Noté que la gente se acercaba mucho y entonces le pedí al cacique que por favor se alejara después de la bajada de alimentos, debo aclarar que a eso lo hacemos nosotros mismos, porque como necesitamos mantener el helicóptero en marcha para poder seguir rápidamente con la próxima tarea porque las necesidades son enormes, entonces es peligroso que la gente se acerque al helicóptero”.

Eric Ortiz remarcó también: “La principal tarea del piloto es en este caso, la seguridad de la gente que rodea el helicóptero, que nadie salga herido por los rotores que están girando. Detuve la bajada de las cosas y le pedí al cacique que aleje a la gente y continuamos bajando los cuatrocientos kilos de alimentos que habíamos llevado. Nos quedaban unos ciento cincuenta mas para llegar a nuestro próximo destino a buscar al segundo paciente. Una vez que terminamos, le pedí a la persona que me recibió los alimentos, que normalmente son los caciques o referentes de las poblaciones, si son poblaciones criollas que este no es el caso, porque Las Vertientes, es un paraje con pueblos originarios fundamentalmente, entonces le pedí que una vez que nos vayamos, recién se acerquen a la ayuda que habíamos llevado, y la reparta a su criterio. Una vez que el médico me dijo que la paciente estaba lista, la subimos, y a partir de ese momento nos fuimos. Es eso lo que se ve en el video, ese momento final, lo que únicamente se ve en el video.
Al ser consultado si la distribución del alimento corría entonces por cuenta del cacique, afirmó: “Si, hay que entender la realidad de la situación y la gravedad de la emergencia porque a diferencia de otros años, ha crecido tanto el río Pilcomayo, como el Bermejo, entonces hay unas basta zona de poblaciones que si bien no están inundadas, es decir con agua en sus casas, si están aisladas”.

Sobre la filmación dijo: “Nosotros cuando despegamos, la gente se mantenía lejos todavía, el helicóptero se elevó, y yo despegué, y ya no veo eso porque estoy abocado a la tarea de despegar que es bastante compleja en un lugar con tanto polvo, yo ya no veía a la gente cuando el helicóptero se iba. Tampoco sé qué fallo dentro de la comunidad, y tampoco por qué los mecanismos normales de reparto de alimentos, que cuando una persona responsable, en este caso, el cacique reparte según las necesidades de la gente, no funcionó. La verdad que no lo sé, pero coincido obviamente con la posición de la Ministro (Edith Cruz) en el sentido que, en esta comunidad en particular es la primera vez que nos pasa algo así, no podemos volver a usar el mismo sistema, y habrá que tener a alguien que se encargue de la partida del helicóptero de ver cómo se va a hacer. Indudablemente habremos aprendido de esto, pero también es cierto y hay que recalcar que tenemos 108 parajes, abastecidos por modo aéreo hasta ahora y un montón más abastecidos por otros medios, por tractores, por lanchas, es decir que el esfuerzo es basto, y es difícil que en cada lugar haya una presencia del Estado provincial para repartir en cada uno de estos lugares la gente vive realmente dispersa, y además ahora aislada, es realmente difícil que haya presencia del Estado en cada uno de los lugares para repartir, por eso también se acude a que la gente colabore, desde ese punto de vista, pero evidentemente falló, y evidentemente debemos aprender de eso, seguramente”.

Finalmente remarcó el piloto: “Vuelvo a decir que el único lugar donde tuvimos esta situación, es excepcional y no es un trabajo que hemos hecho solamente este año, lamentablemente estos ríos crecen todos los años, y hace años que venimos haciendo la misma tarea en similares fechas y con resultados buenos porque la gente, hay comunidades donde conviven criollos con pueblos originarios, conviven en paz y aunque la ayuda es única, le decimos por favor repartan para todos y no hay problema, es decir es excepcional lo que pasó en este lugar. Gracias a Dios a la nena la trasladamos al hospital y estaba bien, el médico le dio los primeros auxilios; y luego el otro bebé que gracias a Dios también, no estaba tan mal”