Finalmente con el apoyo del macrismo, Rodolfo Urtubey será designado en el Consejo de la Magistratura nacional. Se quedará con el lugar que la “camporista” Anabel Fernández Sagasti reclamaba para sí.

Ya es un hecho que el hermano del gobernador ocupara ese organismo estratégico que se ocupa de seleccionar y enjuiciar jueces de la nación. La designación de Rodolfo Urtubey será en reemplazo de la santacruceña Virgina García, legisladora que termina su mandato en los próximos días y es cuñada de Máximo Kirchner.

La trifulca por este cargo fue motivo de un fuerte cruce el martes pasado que moderó el jefe de la bancada y delegado premium de los gobernadores justicialistas, Miguel Pichetto. Durante ese convite, el camporismo -en especial, García, cuyo mandato termina el 10 de diciembre- exigió el sillón en Magistratura para la mendocina Anabel Fernández Sagasti.

Fernández Sagasti, legisladora de confianza de Cristina de Kirchner, es referente de La Cámpora en Mendoza y una de las principales responsables del estrepitoso abismo político del FpV en ese distrito desde 2013. En el Senado, en tanto, aprovechó todos los espacios de poder que repartió el bloque que comanda Pichetto para luego ir en contra de gran parte de las decisiones que tomó esa bancada desde que asumió Mauricio Macri.

La “permuta PJ” fue avalada en un decreto firmado el jueves pasado por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Cambiemos-PRO), que designa “a partir del 10 de diciembre de 2017 para integrar el Consejo de la Magistratura” y como “miembro titular” a Urtubey en reemplazo de García, y notifica a la Corte Suprema de Justicia y a Diputados de la decisión.

Urtubey es titular de la estratégica comisión de Acuerdos, donde aterrizan todos los nombramientos de jueces, fiscales y de ascensos militares, entre otras cuestiones, que realiza Casa Rosada.