Según las mediciones del INDEC, nuestra región es la de mayores índices de empleados sin aportes. La media nacional de empleo no registrado en las ciudades con más de 500.000 habitantes es del 31,5, pero aquí llega al 41,6%.

Las mediciones fueron publicadas por El Cronista Comercial que preciso que la tasa de empleo “en negro” se ubicó en 33,6% en el tercer trimestre del año, un punto menos respecto al resultado del mismo período del año pasado. Eso supone que 4.100.000 empleados no están registrados, sobre un total de asalariados que llega a los 12.344.000.

Según detalla el informe del INDEC, la zona del país con peor calidad laboral es el noroeste donde el 41,6% de los empleados no cuentan con aportes. Similar situación se observa en el noreste, zona en la que el 36,6% trabaja en “negro”. Le siguen en un mismo plano la zona de Cuyo y la Región Pampeana, donde el empleo informal afecta al 33,5% y 33,2%,, respectivamente. En el Gran Buenos Aires, el Indec calculó que uno de cada tres trabajadores está “en negro”(33,3%). En contrapartida, la mejor situación se observa en la Patagonia, donde sólo el 18,6% sufre la falta de registro oficial por parte de su empleador.

Siempre de acuerdo a la versión oficial, la informalidad golpea más en las grandes ciudades. En los conglomerados de más de 500.000 habitantes la tasa de empleo no registrado se ubica en 34,2%, mientras que en el resto de las ciudades es de 31%. El informe precisa que sobre el total de la población económicamente activa del país (estimada en 17.500.000 habitantes) el 76,2% son asalariados, mientras que el 23,8% son cuentapropistas.