El viernes pasado el banco Macro lanzó su programa de compra de activos. Según informó la Comisión Nacional de Valores, la iniciativa buscará volver a adquirir papeles propios por $4500 millones.

La entidad que preside Jorge Brito se suma a una tendencia que han encarado otras empresas tales como Pampa Energia, Cresud, entre otras.

De esta manera, la entidad busca sostener y dar impulso al valor de su acción golpeada en las últimas semanas en Wall Street, al igual que las de otros bancos y grandes empresas nacionales, fundamentalmente del sector energético y financiero.

En una nota enviada a la CNV, el directorio de la entidad consideró que “en línea con el compromiso del directorio para con la entidad y sus accionistas y a fin de contribuir a la reducción de las fluctuaciones de la cotización, minimizando los posible desequilibrios temporales que pueda haber entre la oferta y la demanda en el mercado, y en virtud del excesivo costo de capital que arrojan los actuales precios de cotización, dicho órgano ha decidido instrumentar los siguientes términos y condiciones para la adquisición de acciones propia emitidas por la entidad”.

A. Roldan