Mensaje en Chapadmalal: Peña, “superministro” de Economía. Se ratificará la inflación del 15 por ciento.

La jefatura de Gabinete ratificará hoy en el “retiro espiritual” de Chapadmalal que la meta inflacionaria del año es del 15%, y que todas las variables que maneje cada ministerio deberá ajustarse a ese índice. Y que la meta de déficit fiscal del 3,2% es el norte innegociable. De ambas premisas económicas se deberá desprender cualquier tipo de inquietud fiscal que se quiera discutir. Los encargados de dar estas pétreas premisas serán, en conjunto, los anfitriones del evento de hoy y mañana, el jefe de gabinete Marcos Peña y sus dos lugartenientes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Estos serán también los encargados de plantear a todos los ministros con carteras vinculadas a la economía, que deben dejar de lado las conducciones individuales y comenzar a trabajar más en equipo. Entendiendo esto último por comunicarse más con el triunvirato conductor y que, en lo posible, las medidas aplicadas tengan un hilo conductor general. Como mensaje optimista general se hablará hoy de la seguridad que 2018 será un año de crecimiento de la economía, con lo que el Gobierno de Mauricio Macri podrá mostrar por segundo año consecutivo un aumento en el PBI. El propio Presidente defenderá la teoría de que su gestión inaugura un período de “20 años de crecimiento”.

Escucharán el mensaje los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; Energía, Juan José Aranguren; Finanzas, Luis Caputo; Transporte, Guillermo Dietrich y Produción, Francisco Cabrera y Trabajo, Jorge Triaca, quienes, en teoría, luego de la filípica costera deberían comenzar a trabajar más en equipo. O al menos entender que no se debe pedir más un ministro de economía plenipotenciario, ya que ese ya existiría: sería el propio Peña con Quintana y Lopetegui como viceministros.

Uno de los datos que más firmemente debería quedar grabado con más firmeza es que la inflación este año, en serio, se ubicará cerca del 15% y que, al menos en público, nadie debe dudar de ese porcentaje. Al menos hasta nuevo aviso. Se sostendrá que el informe publicado el miércoles por el Banco Central al anunciar el sostenimiento de las tasas de interés en 27,25% reafirma que en 2015 la entidad sostendrá ese nivel de alza de precios y que, en definitiva, es tarea del Gobierno acompañarlo. La premisa cobra fuerza además con la proyección que en el primer trimestre el alza de precios se podría mantener por debajo del 6%, y que “lo peor ya pasó”, en relación a la influencia del alza de los servicios públicos y los combustibles en los primeros meses del año. El anuncio, algo ambicioso, debería servir al menos como argumentación hasta abril y mayo, cuando deben negociarse las paritarias de 2018, el principal round laboral que el Gobierno debe enfrentar en el corto plazo.

El mensaje sobre la ratificación del déficit del 3,2% del PBI viene atado a lo anterior. El Ejecutivo quiere que se entienda en todo el Gabinete que la clave para bajar la inflación es reducir el desequilibrio fiscal general. Y que para esto es imprescindible tomar la baja del gasto público como una meca. Siempre dentro del gradualismo. Será un punto clave en Chapadmalal el momento en que cada cartera muestre qué aporte está haciendo para que la meta del 3,2% final para 2018 se logre. Entienden los ministros que el que mejores argumentos aporte en el momento de exponer ante los colegas, más cucardas finales tendrá de parte de los conductores de la Economía: el triunvirato de la jefatura de Gabinete.

Uno de los capítulos en los que se insistirá hoy y mañana es la falta de optimismo que desde la cúpula de Cambiemos nota en la calle y en parte del Gobierno, sobre la certeza que 2018 será un buen año para la economía. La conclusión ideal para la jefatura de Gabinete es que cuando termine el cónclave de Chapadmalal cada funcionario se convierta en una especie de embajador de la certeza que este año la economía volverá a crecer, que lo hará cerca del 4% y que será el segundo año consecutivo de alza en el PBI; y que se habrá cortado la racha negativa de años impares de crecimiento y pares de caídas.

Fuente: Ámbito