Lo anticipó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en conferencia de prensa. Los detalles para contener la crisis económica.

Tras la fuga de reservas, la inflación descontrolada y un dólar en su techo histórico, el Gobierno anunció un fuerte ajuste para calmar a los mercados.

Lo anticipó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en conferencia de prensa, desde el edificio de Economía.

Dujovne reveló que se va a cambiar para este año la meta fiscal de 3,2 a 2,7. Así se baja medio punto porcentual. “Esto nos permite ahorrar 3.200 millones de dolares”, afirmó el ministro sobre el ajuste que se viene.

Por otro lado, Dujovne aseguró: “Vamos a mantener la metas de inflación de 15% para este año”. “Lo que queremos hacer es ratificar el rumbo de la política fiscal”, agregó.

Entre las frases destacas de la conferencia, el ministro además expresó: “Hay incertidumbre doméstica”; “La Argentina no puede seguir viviendo de prestado”; “Queremos dejar de emitir deuda y depender de los mercados”. Y no faltó la frase para echarle la culpa a la ‘pesada herencia’: “Hemos podido desandar años de despilfarro”.