Vecinos del asentamiento 4 de Junio, de Orán, aseguran que el intendente Marcelo Lara Gros no ordenó la limpieza del lugar. Denunciaron presencia de agua podrida y abandono municipal.

El asentamiento 4 de Junio, en Orán, es, ya lo describe su condición, un lugar precario. A esa condición inherente se le suma el abandono municipal que denuncian sus habitantes.
“El intendente promociona las campañas contra el dengue, pero aquí hay un descuido total de la limpieza por parte de la municipalidad”, dijo Nano Rodríguez, uno de los habitantes del asentamiento, en referencia a Marcelo Lara Gros.
En Radio Güemes, los vecinos de las 31 manzanas que conforman el asentamiento denunciaron que los puentes construidos en el lugar hoy son inútiles por la basura acumulada. Aseguraron que hay agua podrida y que es urgente la limpieza de los canales.
Mañana jueves, un grupo de vecinos del asentamiento asistirán a al sesión del Concejo Deliberante para exigir mejoras, acondicionamiento de calles, alumbrado público y servicio de agua potable.