La integración de Raúl Córdoba a Cambiemos produjo un gran malestar en la UCR.

Mediante un comunicado el comité radical le pidió que “revea su postura”, caso contrario, la concejal Sandra Vargas será “la única que podrá usar el sello del radicalismo salteño en el Concejo Deliberante” capitalino.

Además señalaron que “no existió autorización partidaria alguna que permitiera la incorporación del mismo (Córdoba) al espacio parlamentario señalado (interbloque Cambiemos)”, se dejó asentado en el acta.

En los comicios del año pasado el radicalismo obtuvo 2 concejales: Raúl Córdoba y Sandra Vargas. Cabe recordar que Córdoba se hizo conocido no por su militancia en la UCR sino por ser uno de los padres que se movilizan los viernes junto a familiares que luchan contrala impunidad.