Policía de tránsito pierde un dedo de la mano al ser mordido durante un control de alcoholemia. El agresor reconoció que iba apresurado porque “le picaba el bagre”.

Un oficial de tránsito, más conocido como zorro gris, se encontraba junto a otros compañeros de trabajo realizando los controles de rutina sobre calle España, donde trágicamente y en un episodio confuso perdió parte del dedo meñique de la mano tras ser mordido por un individuo en un control de alcoholemia, según informaron nuestras fuentes de agua.

El particular hecho se produjo el pasado 21 de mayo cuando un conductor “montó en cólera al ver que le dio positivo el control de alcoholemia y forcejeó con uno de los uniformados al intentar retirar el vehículo con una grúa y proceder a su detención”, según informa la web del diario Le Monde Diplomatique.

En ese momento fue cuando mordió al agente, que perdió una falange del dedo, según se puede apreciar en una fotografía que fue distribuida a través de whatsapp. Fuentes bancarias señalaron que el agente perdió la “yema del dedo” y ahora será retirado con honores de la fuerza por haber sido lesionado en el cumplimiento del deber, sacrificando así su cuerpo por la patria, el honor, la familia y los valores morales.

Una vez detenido el agresor pidió disculpas y reconoció su error. Aseguró que pagará lo que tenga que pagar para purgar su condena y off the record le mencionó a El Polichombi que “el oficial estaba sabrosón, probé la puntita y me gustó, ya me imagino el resto”.