El 54% de los argentinos desaprueba la gestión de Mauricio Macri mientras que la inflación trepa al tope de preocupaciones. Esto según un estudio de Management & Fit.

El 54,9% de los encuestados rechaza “la forma en que Macri está conduciendo el gobierno nacional” contra un 35,1% que la aprueba. Ese número era menor en enero, cuando el Presidente contaba con un diferencial negativo de 4,7%.

En octubre de 2017 la evaluación era favorable al líder del PRO: tenía 49,7% de ponderación positiva contra 42,3%. En el medio el Congreso aprobó la reforma previsional.

Sin embargo en julio del año pasado el 46,1% de los encuestados evaluaba negativamente la gestión versus un 39,6% de opiniones negativas aunque el oficialismo logró imponerse en las elecciones.

Entre los encuestados de mayor nivel educativo es peor la imagen del trabajo de Macri (-31,2%), en los de nivel medio es un poco más baja (-24,7%) y el Presidente obtiene sus mejores números entre las personas con menor nivel educativo (-7,5%).

Un 34,5% considera que los aumentos de tarifas fueron “necesarios pero excesivos”, mientras que el 34,3% opina que no eran necesarios.

De los que votaron al oficialismo en las presidenciales de 2015, el 55% aprueba la gestión, mientras que el 35,4% la desaprueba.

Las mayores preocupaciones

La inflación desvela al 20,2% de los encuestados, mientras que la inseguridad se ubica en el segundo lugar con el 20% de las respuestas y los aumentos tarifarios cierran el podio con el 19,8%. Tres meses atrás corrupción y desempleo seguían a la inflación como las mayores inquietudes en el país.

Respecto a la situación económica de la Argentina, predomina una opinión pesimista. El 53,9% de los encuestados considera que estará peor o mucho peor, mientas que el 25,3% espera que esté mejor o mucho mejor.

Antes de las elecciones legislativas de octubre de 2017, el 39,7% de los encuestados tenía una visión positiva del devenir económico del país, mientras que el 34% creía que empeoraría.