El Materno Infantil canceló por cuarta vez la operación de una paciente. En ninguna oportunidad estuvieron disponibles los anestesistas necesarios. “Lo que me pasa a mí le pasa a varios y hay mucha gente a la que le reprograman la cirugía y es del interior. No les importa nada”, expresó indignada la damnificada.

Una mujer de 37 años sufrió la cuarta cancelación de su operación en el Materno Infantil. La falta de anestesistas en el lugar impide la realización de la intervención quirúrgica.

Las cirugías fueron programadas para el 30 de diciembre de 2014 y para el 10, 20 y 30 de enero de este año: todas fueron canceladas a último momento.

“Sé que en el Hospital la prioridad la tienen las embarazadas pero también existimos nosotros, personas sin obra social que tenemos una enfermedad y necesitamos que nos operen”, dijo hoy a El Tribuno la paciente afectada que pidió reserva de su identidad. La mujer sostuvo que “lo triste es que lo que me pasa a mí le pasa a varios y hay mucha gente a la que le reprograman la cirugía y es del interior. No les importa nada”. “Me dijeron desde el Materno que me comunique el próximo 5 de febrero para saber cuándo me operarían”, agregó.

Desde la gerencia de Relaciones Públicas del hospital no desmintieron la versión: “Vamos a averiguar y cualquier cosa después informamos”, dijo el responsable del área.