Docentes de toda la provincia se movilizaron este mediodía a casa de gobierno acompañados de trabajadores municipales y de la salud. Desconocen el acuerdo que firmó la dirigencia gremial con el gobierno.

Una imponente columna de trabajadores se hizo presente en la sede de gobierno para profundizar el reclamo salarial que vienen llevando a cabo desde comienzos de mes. Delegaciones de todos los municipios se hicieron presentes, además de trabajadores de la salud, de la administración municipal y organizaciones de padres. Mientras tanto, crece la convocatoria en el acampe de plaza 9 de julio y en el ex peaje Aunor.
Luis Calvetti, docente de la escuela Jacoba Saravia comento a Cuarto Poder: “Esperamos que el gobierno atienda a las bases. Los gremios habían firmado el 23% y no le vemos el sentido que vuelvan a firmar de nuevo. Tendrían que atender a esta asamblea. Incluso el gremios de Sitepsa no fue convocado por no firmar el acuerdo”. Y agrgó: “La gente se sigue sumando, cada vez llega más gente del interior. El gobierno no puede decir que las escuelas no están cerradas”.
En relación a los dichos del jefe de gabinete Fernando Yarade sobre la resignación de obras, Calvetti sostuvo: “El año pasado no hubo paro ni huelga y las obras estuvieron detenidas. Nos quieren culpar a nosotros de la mala administración de ellos”.
Por su parte, un grupo de padres autoconvocados se hizo presente para apoyar el reclamo de los trabajadores. “Nuestros hijos necesitan ir a la escuela y si no apoyamos a los maestros ¿cómo van a ir nuestros chicos a clases? Este gobierno nos está fundiendo a todos y hemos decidido apoyar a los maestros” manifestó María Villagrán.