La taxista que sufrió un intento de abuso y robo, y que fue brutalmente golpeada por un hombre en su propio taxi, denunció que los efectivos de la comisaría sexta no le devolvieron sus pertenencias. Además mencionó que a pesar del mal momento que pasó la dejaron incomunicada.

Ema Ruiz, la taxista que fue salvajemente golpeada tras un robo y un intento de violación cerca de Lesser, mencionó que la policía nunca devolvió sus cosas. El fin de semana pasado cuando se prestaba a terminar su turno arriba de su taxi fue ferozmente golpeada por un sujeto que le robó e intentó violarla. El hecho ocurrió en la madrugada del martes 13, cuando la violencia transcurría en el interior del Fiat Uno la mujer tuvo el valor para alertar a la policía. El violento asaltante fue detenido y quedó a disposición de la justicia.
En aquel tétrico momento a Ema le robaron la plata para pagar “el alquiler de la licencia”, las llaves de su casa y dos celulares. “A las llaves tampoco me las quisieron dar, en el juzgado me dijeron que me tenía que buscar un cerrajero. La verdad fui víctima de una tremenda golpiza, casi me violan y me terminé sintiendo maltratada por todos lados”, mencionó la mujer a El Tribuno.
“Me decepcionaron y no lo digo por cómo actuaron porque lo hicieron muy bien. Sino por cómo me sentí maltratada después, me dejaron incomunicada y estaba muy mal en ese momento necesitaba a mi familia. Encima ahora me faltan cosas”, señaló Ema Ruiz.