Milagro Sala volvió a escribir desde la cárcel tras la detención de su marido. Recuerda que son 11 los presos políticos. Repudió la represión en el ingenio Ledesma y aseguró que el gobernador jujeño, Gerardo Morales, devuelve así favores a Pedro Blaquier.

La carta asegura que con la detención de su marido, Raúl Noro, ya son “11 presos políticos” del gobierno de Gerardo Morales. La carta se titula “Morales le está devolviendo favores a su amigo Blaquier”, en tanto la mujer acusa al mandatario jujeño de complicidad con el empresario dueño de la azucarera.

“La feroz persecución contra nuestros compañeros se profundiza día a día. Ya somos 11 los presos políticos. Sumaron esta vez a Raúl, mi compañero y secretario de prensa de la Tupac. No pueden soportar que uno siga expresando lo que por todos los medios quieren ocultar pero que es imposible tapar: que hay miles de cooperativistas sin trabajo”, expresó la dirigente de la Tupac Amaru que está en prisión desde febrero.

En el pasaje final de la larga carta, la dirigente reseña que aun estando privada ilegalmente de su libertad mantiene intacta su solidaridad sigue intacta: “Yo desde acá te seguiré marcando los errores y enviándote humildes consejos para ayudarte a gobernar. Ojalá Dios y la Patria en algún momento te perdonen por todo el daño que estas haciendo a los jujeños”, concluye Sala.

El final de la carta es el siguiente:

“Esta semana se corroboró, y lo digo con cierta tristeza, que no me equivoqué en mi carta anterior cuando planteé que el Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular era la única oposición a este gobierno nefasto que estamos sufriendo los jujeños.

Juan Manuel Esquivel, legislador de nuestro espacio, fue el único diputado provincial que acompañó a los trabajadores de Ledesma cuando sufrieron la brutal represión por parte de la policía de Morales. Como bien denunció Juan en una conferencia de prensa junto a la Mesa contra el Ajuste, como en el 76, las fuerzas represivas vuelven a estar al servicio de Blaquier. No es casual. Gerardo debe devolver los favores recibidos durante la campaña electoral.

¿Recuerdan? Me acusaban a mi de ser socia de Fellner. Y resulta que quienes fueron socios históricos fueron ellos dos que llevaron a la quiebra al Ingenio La Esperanza y ahora se lo van a entregar por dos pesos a su amigo Blaquier… con 800 trabajadores en la calle.

Por eso digo que el PJ local no es oposición. Pero hay una gran diferencia entre unos y otros. Mientras los peronistas siempre respetaron sus acuerdos con los radicales, apenas asumió Gerardo los traicionó. Y así y todo quienes deberían defender las banderas del justicialismo aprobaron las leyes de Presupuesto, de ampliación del Superior Tribunal de Justicia y la autorización para endeudar la provincia, entre otras tantas.

Por eso la feroz persecución contra nuestros compañeros se profundiza día a día. Ya somos 11 los presos políticos. Sumaron esta vez a Raul, mi compañero y secretario de prensa de la Tupac. No pueden soportar que uno siga expresando lo que por todos los medios quieren ocultar pero que es imposible tapar: que hay miles de cooperativistas sin trabajo, que dejaron 800 laburantes de La Esperanza en la calle; que mientras Morales duplicó los funcionarios de 350 a 700 con sueldos que van desde los 80 mil a los 100 mil pesos le ofrece un miserable 8% de aumento a los estatales que todavía tienen “la suerte” de tener trabajo y que profundizan las medidas de fuerza con cada vez mas alto acatamiento, por mencionar solo algunas situaciones. Que no cumplió ninguna promesa de campaña, salvo la de encarcelarme a mí, lo que demuestra también que el Poder Judicial está a su servicio. A los cooperativistas y policias a los que les prometio incrementos salariales, nada.

Y a pesar de todo lo que están haciendo, seguimos con la frente en alto, con las convicciones de siempre. A la militancia le pido que siga luchando para que no se pierdan los derechos alcanzados durante los últimos 12 años y que desde su llegada al poder Macri y Morales estan avasallando.

Y para terminar, Gerardo. Yo sigo aquí, privada ilegalmente de mi libertad pero mi solidaridad sigue intacta. Yo desde acá te seguiré marcándo los errores y enviándote humildes consejos para ayudarte a gobernar. Ojalá Dios y la Patria en algún momento te perdonen por todo el daño que estas haciendo a los jujeños”.