Una joven realizó una denuncia penal contra Díaz. El periodista negó el hecho y dio a entender que se trata de una campaña organizada en su contra. Durante la marcha por el día de la Mujer, Díaz ya había tenido problemas con manifestantes que le solicitaron que no las filmara, a quienes tildó de “violentas”.

La joven denunciante en un primer momento contó lo que le había sucedido por su cuenta de Facebook, luego concretó la denuncia policial. Por redes sociales la mujer denunció que el 1 de abril, cerca de las 12, estaba caminando por la calle Olavarría al 480, con su hermanita (6 años) y su abuelo, momento en el que el conductor de un automóvil Mini Cooper azul bajó la velocidad, se acercó a ella y le gritó “mamita con ese culito sabes como te meto la pija”

Todo esto fue según contó la mujer “delante de mi hermanita y mi abuelo”.

La joven dijo que pudo ver la patente del automóvil y con la ayuda de un amigo llegó al nombre del propietario. En las redes también compartió la información: “el Mini Cooper pertenece a Abel Eduardo Miranda Díaz”.

Ayer la joven ratificó la denuncia penal en la Subcomisaría Lola Mora, en la que acusa al periodista, donde agregó que Díaz la siguió por al menos media cuadra antes de acosarla verbalmente.  En la tramitación de la denuncia interviene la Fiscalía Penal N° 5.

Al ser consultado por medios locales Abel Díaz señaló que durante esta semana dará una respuesta más detallada a lo que considera una “campaña de acusaciones en su contra”. “Niego el hecho y ya estoy con mi abogado. Oportunamente informaré de la cuestión”, enfatizó el comunicador y luego agregó que desconoce “las motivaciones de la acusación. Voy a actuar jurídicamente como corresponde”.

El periodista que tildó a marchantes de ser unas “violentas y radicalizadas con el torso desnudo”  en la marcha por el día Internacional de la Mujer, ahora afronta la denuncia no solo penal sino también social.

En su descargo por aquel incidente en el 8M Díaz manifestó “No podemos actuar con violencia en las calles”. Tras la denuncia queda en evidencia que el periodista dice una cosa y hace otra.

En mayo del año pasado, diputados dieron media sanción al proyecto de ley que busca modificar el Código Contravencional y sancionar a los acosadores.

“En caso que los senadores le den la otra media sanción, va a ser una herramienta para que vayamos a la policía y que la denuncia tome el curso legal como corresponde. Hoy por hoy no hay ninguna normativa al momento de hacer la denuncia”, señalaba en aquel entonces una militante de MuMulá y con respecto a las posibles sanciones que le cabrían a los acosadores, describía: “Tenemos conocimiento de que hay posibilidades de arrestos en los casos que se cometan acosos callejero, también se podrían aplicar multas y capacitaciones, lo que nos parecería muy interesante porque se debe trabajar en relación en concientizar y cambiar estas conductas”.