El Gobierno provincial, a través de su Ministerio de Infraestructura y del IPV, tramita transferencias de inmuebles a favor del Arzobispado y la Policía. 

Pese a los insondables problemas de déficit habitacional que azotan a grandes capas de la población pertenecientes a sectores vulnerables en términos económicos, el Gobierno se permite traslado de inmuebles a instituciones no gubernamentales, como la Iglesia Católica, o estatales aunque sumamente cuestionadas, como la Policía.

De acuerdo a lo que informa el Boletín Oficial de hoy en sus decretos 61 y 63, tanto una como otra institución se beneficiarían con entregas de inmuebles.

El decreto 61 dispone la transferencia los “inmuebles identificados con las matrículas Nos. 152.942 y 152.943, Sección J, Manzana 513 b, Parcela 1, ambas del departamento Capital, para el funcionamiento del Centro de Contraventores y la Escuela de Cadetes General Martín Miguel de Güemes”.

Por otra parte, el decreto 63 faculta a la Fiscalía de Estado a “promover juicio de expropiación de los inmuebles identificados con las matrículas Nos. 58.284, 58.285 y 35.738 del departamento Capital, con el cargo de destinarlo exclusivamente a la ampliación y las actividades de la Escuela Parroquial Nº8.009 Betania del Sagrado Corazón”.