En 2017, por viajes al exterior. Según un estudio oficial, los argentinos gastaron el año pasado en ropa, electrodomésticos y supermercados aproximadamente u$s 4.000 millones.

El año pasado los argentinos compraron en el mercado de cambios u$s12.300 millones para viajes al exterior. Si se descuentan las compras efectuadas con tarjetas no vinculadas a viajes (u$s1.300 millones) y el uso de billetes de residentes (u$s1.000 millones), el déficit neto cambiario de viajes y pasajes ascendió a u$s10.400 millones en 2017. Esto representa aproximadamente 20% de las colocaciones de deuda pública.

El dato del déficit surge de un estudio de los economistas del BCRA, M. Corvo, J.M. Souto y G. Trimarco que intentaron responder al interrogante de ¿cuánto gastan los argentinos viajando al exterior, y cuánto los extranjeros que vienen a Argentina? Para ello no solo recurrieron a la cuenta “Viajes, Pasajes y otros pagos con tarjeta” del Balance Cambiario sino también a la información del Ministerio de Turismo y del INDEC.

Vale recordar que el Balance Cambiario del 2017 mostró un monto de compras netas de u$s 10.700 millones. Según el análisis esta cifra es un buen indicador de lo que los argentinos gastaron viajando, pero no contempla lo que los extranjeros gastaron en el país, en especial por la venta de divisas en el mercado informal. Por ello recomiendan que “el dato que hay que mirar si se quiere saber el resultado de “Viajes y Pasajes” del país es el publicado por el INDEC junto con la balanza de pagos, que para el 2017 arrojaría una salida neta de unos u$s7.900 millones. Claro que hay otro aspecto a considerar y es que parte del resultado del rubro “Viajes” en la balanza de pagos incluye compras de bienes durables de consumo. Al respecto, estiman que un 40% de los gastos de argentinos en el exterior en 2017, alrededor de u$s 4.000 millones, fueron en bienes, cuyo rubro principal es indumentaria, seguido por artículos del hogar y supermercados, mientras que el 60% restante es en servicios, como hoteles, transporte y restaurantes.

El estudio repara también en el hecho de que no todo lo que se gira al exterior para cancelar con emisoras internacionales de tarjetas está vinculado a viajes, ya que una porción corresponde a la cancelación de bienes o servicios contratados en línea por el argentino sin que se traslade al exterior, como por ejemplo, entretenimiento, informática, suscripciones, bienes “puerta a puerta”, etcétera, es decir, e-commerce que no está vinculado a un viaje, sin que exista la posibilidad de distinción para la entidad que presenta la información cambiaria ante el BCRA. En base a información de empresas emisoras de tarjetas, se estima que de lo girado al exterior en 2017 para saldar deudas de tarjetas, un 85% (u$s7.400 millones)correspondió a gastos vinculados con viajes de argentinos en el exterior y el 15% restante a bienes o servicios recibidos por argentinos sin haber viajado (u$s1.300 millones).

“Asimismo, se estima que en 2017 los argentinos gastaron en el exterior u$s2.000 millones de billetes de los cuales se asume que la mitad fue comprada el mismo año”. “En definitiva, excluyendo las compras efectuadas con tarjetas no vinculadas a viajes por u$s 1.300 millones y sumando la estimación de uso de billetes de residentes por u$s1.000 millones, se puede decir que en el 2017 los argentinos realizaron compras brutas a través del mercado de cambios para viajes por unos u$s 12.300 millones, lo que hace un déficit neto cambiario de “Viajes y Pasajes” por u$s10.400 millones en 2017″, sentencia el estudio que además estima que la balanza de pagos de 2017 arrojará un débito de “Viajes” de argentinos al exterior de u$s10.600 millones y de “Pasajeros” de u$s2.800 millones (débito total de u$s13.400 millones).

Por último, consideran que las estadísticas del mercado de cambios capta más del 90% de los pagos totales vinculados a viajes y pasajes de argentinos pero solo el 40% de los gastos de no residentes visitando Argentina.

Fuente: Ámbito