Legisladoras nacionales de distintos bloques pedirán una  sesión especial para tratar el aborto legal en Diputados. El proyecto se presentara el 6 de marzo y el 8 será llevado al recinto. Las chances de aprobarse en diputados son grandes pero en el senado se complica.

La idea tuvo lugar en la reunión de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito que sostuvieron el martes las diputadas Victoria Mónica Macha y Mayra Mendoza (Frente para la Victoria), Carla Carrizo y Teresita Villavicencio (Evolución Radical), Victoria Donda (Libres del Sur), y Romina Del Plá y Nathalia González (Frente de Izquierda).

Allí se hizo un balance sobre la repercusión que generó el multitudinario “pañuelazo” realizado el lunes frente al Congreso por organizaciones feministas, sociales y políticas para visibilizar el reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito, manifestación que fue ‘trending topic’ a nivel mundial según consignó la agencia Noticias Argentinas.

El proyecto propone la legalización de las prácticas médicas de interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, diferenciándose de proyectos anteriores que estipulaban un plazo máximo de intervención en la semana 12. En el texto, a modo de fundamento, se advierte que en Argentina se practican alrededor de 500 mil abortos clandestinos al año, siendo ésta la primera causa de mortalidad en las mujeres.

Según admitieron altas fuentes parlamentarias del oficialismo, la iniciativa cuenta con buenas chances de ser aprobada en la Cámara baja, ya que la nueva correlación de fuerzas anticipa un escenario favorable, a diferencia de años anteriores, cuando ni siquiera estaban las condiciones para reunir quórum.

Asimismo, en el interbloque de Cambiemos habría una mayoría dispuesta a acompañar el proyecto, contrariando los deseos del presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta, Gabriela Michetti, del jefe de Gabinete, Marcos Peña; y del ministro de Interior, Rogelio Frigerio, quienes se han manifestado públicamente en contra.

En el PRO las aguas están divididas mientras que en la UCR hay una proporción mayor de legisladores a favor del aborto. De todos modos, aseguraron que la iniciativa “no tiene ninguna chance” de prosperar en el Senado, dado que allí pisa fuerte el peronismo más conservador.