En el marco de la sesión en Diputados para tratar los proyectos que frenan la suba de tarifas, el diputado salteño Alfredo Olmedo llegó a la sesión con una pala amarilla.

SA)

Al ocupar su banca, Olmedo sacó una pala de plástico color amarillo  que pegó con cinta al escaño.

“Que prueben trabajando”, había sido la frase que lanzó la semana pasada excusándose por haberse levantado de la sesión. Olmedo prefiere seguir haciéndose el gracioso. El diputado del unibloque Salta somos todos fue el primero en sentarse en su banca, aunque luego se paro y volvió a salir. Mientras, el resto de los legisladores comenzaron a bajar al recinto para la sesión.