Denuncian que dejaron morir a nueve caballos en una finca cercana al río Juramento. “El puestero vecino encerró a mis animales en un corral y no dio aviso de lo ocurrido”, expresó la propietaria de los animales.

Nueve caballos de la finca Las Juntas, propiedad de Marta Pérez, ubicada en la zona del río Juramento, denunció que nueve caballos de su propiedad fueron encerrados por un puestero vecino, dejándolos morir de hambre y sed.

Pérez relató que los animales se cruzaron a una estancia vecina por un sector del alambrado que fue arrasado por la crecida del río. En El Tribuno, aclaró que en esa zona no existen cultivos, por lo que los caballos no podían ocasionar ningún daño. “Solo hay monte en esa extensa zona propiedad de una importante finca agrícola. Sin embargo, el puestero vecino encerró a mis animales en un corral y no dio aviso de lo ocurrido”, indicó.

“Esta gente recién acudió a la Policía después que pasaron varios días, cuando los animales ya estaban muertos de hambre y de sed. Eso es inaceptable. Si mis caballos, que tenían debidamente sus marcas, pasaron a una finca ajena, lo lógico es que me avisen o den aviso a la Policía en el momento y que se hagan las actuaciones correspondientes. Pero nunca dejar morir a estos animales de hambre y de sed”. Pérez realizó las denuncias correspondientes en la comisaría de El Galpón.

Según manifestó, tres de sus animales murieron en el lugar y un cuarto, expiró tres días después a causa de la debilidad en la que se encontraba. Dos de las yeguas que perecieron tenían potrillos. Marta contó, que milagrosamente caballitos se salvaron, aunque su salud se presentaba muy frágil. La vecina de Río Piedras dijo, que no fueron solo sus animales los que murieron en el corral de esa finca, sino también vario ejemplares de otro vecino de la zona.

Esta terrible historia no quedó allí, sino que lejos de mostrar arrepentimientos los puesteros de la firma agrícola le impidieron a Marta Pérez arriar los caballos por un camino rural hasta su finca, sino que fue obligada a hacerlo por la ruta nacional 16.