La sede de ATTTA Salta cerrará sus puertas tras la falta de ayuda del Ministerio de Pamela Caletti. “Comenzamos con el cierre del área de la diversidad municipal y hoy gubernamental”, afirmó la coordinadora de la asociación, Mary Robles. (AS)

La sede que la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA) sección Salta tenía en la calle Mendoza 445 se había convertido en un espacio importante de encuentro y debate. Tal es así que durante la organización del Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en nuestra ciudad, ATTA había prestado sus instalaciones para que las mujeres pudieran allí trabajar para el evento.

Hoy las puertas de ese lugar se cerrarán y con ellas los derechos que el colectivo LGBT salteño ha podido conquistar se verán cercenados. Como ejemplo se puede mencionar el  proyecto del centro social, cultural y deportivo LGBT y el centro comunitario trans, único en el norte del país.

“El convenio que tenemos con el Ministerio es para pagar el alquiler de nuestro espacio, lo cual no podíamos gastar en nada que no sea la casa, era una de las exigencias”, explicó la referente Mary Robles, que además recordó los obstáculos con los que se toparon cuando iniciaban la instalación de su sede en Salta: “Cuando fuimos a alquilar nos tomaron a prueba por seis meses porque era para una ONG Trans y LGBT la cual traía perjuicios al dueño de la casa. Y no tenía confianza en nosotros como ONG, con el tiempo mucho esfuerzo y trabajo logramos cambiar el pensamiento de esa gente. Hoy debido a los atrasos en el pago, debemos irnos”.

Mary recuerda todos los cursos de capacitación que se brindaron para la comunidad y las actividades que también realizaron con otras asociaciones: “En nuestra asociación se dieron cursos de panadería y maestro pizzero, talleres de oratoria, autocuidado y activismo, cuidado del cuerpo (enfermedades venéreas, ITS, VIH), ley de identidad de género, salud integral. Hubo articulaciones con las universidades sobre diversidad, hay mucho trabajo y creo que mucho por hacer por nuestra comunidad”.

Derechos relegados

En un reciente comunicado de ATTA, la Asociación lamenta la pérdida de un espacio físico que tanto les había costado conseguir, y argumentan que por la grave situación económica que atraviesa el país, el colectivo LGBT perderá muchos de sus derechos. “Comenzamos con el cierre del área de la diversidad municipal y hoy gubernamental ya que a nadie le interesa nuestra situación”, afirmó la coordinadora de ATTTA, Mary Robles.

Y en su comunicado afirman que “Tras la falta de ayuda económica que brindaba el Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia de Salta; tras la falta de iniciativa y de impulso de las autoridades pertinentes para que se lleven a cabo las políticas sustentables de las ONGs; tras la pérdida de credibilidad de las muchas promesas que se hicieron para reivindicar los Derechos del Colectivo LGBT, nos vemos en la triste situación de dar por acabado un ciclo, de perder un espacio físico que ha costado conseguir, y el cual hoy en día, contra nuestra voluntad, nos vemos obligados a cerrar. La situación se ha vuelto insostenible, y la única salida fue tomar dicha medida. Sin perjuicio de todo, nuestra lucha y apoyo al Colectivo LGBT continúa y aunque perdimos un espacio, con esfuerzo y dedicación conseguiremos ganar muchos más”, se esperanzaron en decir a través del parte difundido.