Hoy se realizará una caravana de trabajadores azucareros en protesta por la crisis que vive el sector. Partirá desde el Tabacal y finalizará en Güemes.

Una caravana de trabajadores azucareros recorrerá hoy unos 300 kilómetros en protesta por los despidos y la fuerte crisis que vive el sector en los ingenios de Salta y Jujuy.

La caravana pasará por el Tabacal, Ingenio Ledesma, en Jujuy; San Pedro, donde está el Ingenio La Esperanza; Campo Santo, sede del ingenio San Isidro, y General Güemes, donde se realizará un acto.

El secretario general del sindicato del ingenio San Isidro, Mariano Cuenca, brindó una entrevista al diario porteño Página 12 en la que informa sobre la dura situación que viven los trabajadores del azúcar.

“Las empresas están viendo una oportunidad de abaratar sus costos y, sobre todo, de destruir la organización sindical. Los trabajadores azucareros del norte argentino tuvimos en los últimos años conquistas importantes. Ahora que hay otro gobierno, un gobierno nacional que apoya todo este tipo de acciones de presión de parte de las industrias, ellos aprovechan… están como pez en el agua. Todas estas maniobras que están haciendo son para debilitar a la organización sindical”, declaró Cuenca.

En relación al cierre del Ingenio San Isidro, Cuenca aseguró que las autoridades del grupo Gloria aduce “una supuesta crisis financiera” cuando estudios contables del sindicato “arrojan que han tenido grandes ganancias”. “Es evidente que lo único que buscan es amedrentar a los trabajadores para que renuncien a sus derechos. El grupo tiene antecedentes de no querer cumplir con las leyes laborales; cuando hay sindicalistas que no son obsecuentes, cierran la puerta. Así hicieron hace unos años en Uruguay, con Ecolac, una empresa láctea… después, si reabren, es con salarios bajos y las condiciones que se les antojan”, agregó.

Tras el cierre del Ingenio San Isidro, 730 obreros quedaron en la calle. Hubo 238 cesantías en La Esperanza, 181 en el Tabacal y 30 en Ledesma.

Cuenca aseguró que la confirmación del cierre del ingenio San Isidro sería algo “devastador”. “Nuestro departamento, General Güemes, tiene 60 mil habitantes, son 14 mil familias y la economía se mueve en torno al ingenio San Isidro, que genera 2600 puestos de trabajo entre los directos e indirectos. Si se llegara a confirmar el cierre, los 2600 quedarían en la calle”, explicó.