Mientras la municipalidad pretende erradicar los boliches y volver “más familiar” a La Balcarce, en Cerrillos buscan prohibir las carpas.

Son momentos prósperos para el divertimento encorsetado. Hay diferentes iniciativas que buscan erradicar el baile de zonas populares de Salta y alrededores.

Según informó el diario El Tribuno, avanza el plan para refundar la Balcarce, volverla “más familiar”. El proyecto prohibe el anexo baile. En total había seis locales con la modalidad 70/30 (donde había un espacio con mesas y sillas y un sector para bailar) y un solo boliche. Ahora esto fue reemplazado por la categoría “espectáculo artístico”. El matutino informó que desde la Municipalidad sostienen que solo se permitirá que las personas bailen en caso de haber una banda tocando en vivo.

En tanto, Nuevo Diario indicó que en Cerrillos hay vecinos que quieren que se erradiquen las carpas bailables. Agregó que ayer hubo una reunión en esa localidad de la que participaron múltiples actores del ejecutivo municipal, vecinos, fuerza de seguridad y la Defensora del Pueblo, que dijo que los vecinos “vienen sufriendo la existencia de las carpas, sobre todo en materia de inseguridad”.

“El problema no es adentro sino afuera, especialmente a la salida del baile, en donde es una zona liberada”, agregó.