Se escapó un detenido que había sido trasladado al hospital de Orán para su atención. Cuando los policías que debían custodiarlo se descuidaron, aprovechó para huir. 

Insólita situación sucedió en la ciudad de Orán, donde un detenido se escapó de la guardia del hospital a pesar de que estaba custodiado por dos efectivos policiales.
El hecho ocurrió en la guardia del Hospital San Vicente de Paul. Hasta allí se trasladaron tres personas: dos policías y un detenido, especialista en robo de motos, que acusaba dolores estomacales.
Según informó Radio Cadena NOA, todo ocurrió en un segundo, cuando los policías “durmieron” y dejaron escapar al delincuente, que había sido atrapado recientemente.
El hecho no fue solucionado, ya que el ahora prófugo continúa sin aparecer.