Urtubey se repliega y postula a José Luis Gioja para presidir al PJ cuando había explicitado que iría por el cargo. Fue vocero de Scioli cuando todos creían que éste sería presidente y hasta sonó como Canciller de un gobierno que no fue.

La derrota electoral de Scioli y la centralidad que aún mantiene el kirchnerismo durante los primeros meses del gobierno de Macri, empiezan a pasarle factura al gobernador salteño que vive una pérdida de protagonismo en el escenario nacional.

Sus días de estrella en la campaña presidencial de Scioli se opacaron poco con la derrota del mismo en el balotaje cuando el mandatario salteño vio la posibilidad de conducir el PJ y explicitó la intención en nombre de una renovación partidaria. Desde ese lugar enarboló la necesidad del debate y la recuperación de los valores republicanos ejercitando un doble movimiento: atacar a Cristina Kirchner como símbolo del pasado y mostrarse cercano a Macri en nombre de una oposición responsable que parte del justicialismo tradicional y el kirchnerismo en su conjunto calificaron como “funcional” a un macrismo que arranco su gobierno con un manejo discrecional que en nada se parecía al republicanismo que reivindicó en la campaña.

Por si esto fuera poco, el propio Macri empezó a valorar la figura de Massa como representante de esos “valores” que Urtubey desde el justicialismo dice representar. El resultado es que el sector de los gobernadores en los que Urtubey se asentaba para sus aspiraciones de conducir el PJ propone ahora como prenda de unidad del PJ a la figura del José Luis Gioja, ex gobernador de San Juan y actual diputado nacional.

Lo que hoy aparece como un hecho, Urtubey lo había adelantado hace unas semanas cuando tratando de contrarestar las declaraciones de Sergio Massa que proponía al cordobés José Manuel de la Sota para conducir el PJ; el mandatario salteño empezó a resignar sus aspiraciones: en una reunión de gobernadores presidida por Gioja el sábado 23 de enero en san Juan, Urtubey promocionó al diputado y ex gobernador de San Juan para que tome las riendas del partido este año.

Mientras tanto, en territorio bonaerense piden por Daniel Scioli, que cuenta con respaldo de algunos intendentes y otras agrupaciones. A diferencia de Urtubey, Scioli se opone al programa que lleva adelante Macri en materia económica y su personalidad de no pendenciero nato lo aleja del perfil de los kirchneristas duros que no ven con malos ojos esa postulación. Ayer, Scioli visitó La Matanza distrito clave en la provincia de Buenos Aires, de la mano de Fernando Espinoza, ex intendente y presidente del PJ bonaerense. El dirigente del Movimiento, Evita Fernando “Chino” Navarro, por su parte, declaró que “Cristina ejerce un liderazgo indiscutible del espacio, pero en la discusión por el partido, que es otra cosa, tenemos que buscar a quien mejor nos sintetiza, que creo que es Scioli, acompañado de una mesa de entre 10 y 20 dirigentes de distintos sectores”.

Esa posición conciliadora es compartida por distintas tribus que no pretenden agudizar las divisiones internas, en un juego que creen termina beneficiando, al menos en el corto plazo, a Mauricio Macri.