En la quinta marcha para pedir por la aparición de Gala Cancinos, sus padres exigieron a los candidatos compromiso político para buscar a las personas desaparecidas y agradecieron a los peregrinos por llevar la imagen de su rostro a cada rincón de la provincia. (Andrea Sztychmasjter. Fotos Germán Busti)

“¿Cómo puede ser que se la haya tragado la tierra?, ¿cómo puede ser que nadie sepa dónde está? ¿Es posible que nadie lx haya visto?”, las preguntas resuenan por un megáfono y pertenecen a uno de los familiares de Gala que el pasado fin de semana se convocaron para exigir su aparición. 5 meses han pasado sin volverla a ver.

Fue vista por última vez -el martes 16 de mayo- cerca del Parque del Bicentenario. Sus padres informaron que no llevaba dinero en efectivo, documento, ni tarjeta de Saeta. Debía ir a clases de educación física, luego a inglés y después a merendar con la tía, pero desde esa tarde no volvieron a saber nada de su paradero. El pasado 17 de setiembre, Gala cumplió sus 15 años.

Mientras familiares, amigos y compañeros del colegio Belgrano (a donde asistía) marchaban por las peatonales Alberdi y Florida, salteños y turistas no se pudieron mostrar indiferentes. En sus miradas se reflejó esa angustia que da pensar en una persona joven que desaparece de un momento a otro. ¿Lx desaparecen? Sus padres siguen sosteniendo que Gala podría estar retenidx por alguna persona mayor.

A decir verdad a cinco meses de su desaparición no hay pistas investigativas precisas que den cuenta de lo que verdaderamente ocurrió con Gala. Por eso, la hipótesis de los padres tampoco pudo ser desechada oficialmente: “Un pedido especial a nuestro Gobernador, a todos los políticos que están en campaña para asegurar que se pondrán todos los medios disponibles para la recuperación de Gala, sea quién sea que la tenga. Porque por el tiempo pasado ya es una responsabilidad de todo el Estado que me dé una respuesta. Señores políticos demuestren que se encuentran comprometidos con la sociedad y hagan un esfuerzo para que se cumplan las condiciones de seguridad que permitan que nuestros jóvenes puedan transitar tranquilos sin pensar que hay personas que pueden estar influenciando o sacando de sus hogares a nuestros niños/as dejando a toda una familia destrozada y sin respuestas. Y como se parafrasea ahora ‘Gala donde estas’ “, fueron las palabras del contador Javier Cancinos para convocar a la marcha.

De lo publicado por Gala los días antes de su desaparición en sus redes sociales tampoco volvió a decirse nada, aunque lxs psicólogxs en general concuerdan en que las redes sociales, de adolescentes en particular, aportan información valiosa.

El pedido de una madre

Mónica Ovando, mamá de Gala, antes de comenzar la marcha agradece a los presentes y a todos los que oran por la aparición de su hijx: “En sus hogares, en nuestras iglesias y en otros templos con los cuales no somos participes pero han tenido la generosidad de pedir por Gala”, señala y extiende su agradecimiento a los peregrinos de la procesión del señor y la virgen del Milagro que han llevado la imagen de Gala a otros puntos de la provincia. Por cederle el micrófono con el que la madre habla, el agradecimiento se extiende también al papá de Santino, el niño que necesita ser operado en China y que ese mismo día se encuentra en plazoleta IV Siglos apelando a la solidaridad de los salteños para recaudar fondos para el viaje.

Al ser consultada por este medio, por la recientemente aprobada ley de búsqueda de personas desaparecidas en Salta, Mónica Ovando refiere que a diferencia de otros casos en donde hubo demoras en la toma de denuncias por desaparición, su familia se sintió acompañada desde un primer momento: “Yo realizo la denuncia a las pocas horas que sabíamos que Gala había desaparecido y a mí se me toma la denuncia en el momento. Los protocolos se fueron cumpliendo en el paso a paso”, aseguró la madre y especificó que a pesar de no tener una dirección concreta a donde ir a buscarlx, desde el primer momento ya sabía que la seccional policial en donde habían realizado la denuncia había disparado alertas a otras comisarías.

Detalló que al gobierno tanto provincial como nacional lo que le están solicitado es ayuda en la difusión para que sea de manera sostenida, diaria y masiva. Para que la cara de Gala aparezca por todos lados y no se pierda entre las noticias diarias. Para que mientras las horas pasan, no nos olvidemos que Gala continúa sin aparecer.

Las cámaras

Un registro fílmico de las cámaras de seguridad cercanas al Parque Bicentenario son las últimas imágenes que muestran a Gala antes de desaparecer. “El tema de las cámaras del Bicentenario se da porque la tarde que desaparece Gala, una tía dice que cuando ingresaba al parque a hacer ejercicio como todos los días, la ve salir. Por eso es que se pide la cámara que toma el ingreso y el egreso, pero no toma la permanencia”, mencionó la madre y agregó que a partir de algunos llamados poseen un dato del aparente rumbo que toma al salir del Parque. “Pero no hay una cámara que lo pueda corroborar”, aseguró.

“Por las cámaras de seguridad pudimos confirmar que era ella la chica que se observa en el Parque Bicentenario, el martes 16 a las 16:20. Ella entraba y salía, se la veía nerviosa”, contó el padre de Gala y señaló que ese día su hijx no tenía que estar allí sino en clases.

Identidades y religión

El representante legal del Colegio Belgrano, Daniel Torres Giménez, al ser consultado por medios locales señaló que la institución a la que asistía Gala no aplica ningún tipo de discriminación frente a la diversidad de la identidad de género. Giménez sostuvo que se forma a los alumnos en el marco de la doctrina social de la iglesia sosteniendo la educación religiosa,  pero generando apertura para contemplar decisiones personales que corresponden al fuero íntimo.

“El nombre que le pusimos a mi hija al nacer no es identificativo, si crece y está consciente de lo que quiere ser, lo será, pero tiene 14 años queremos que esté con nosotros”, había manifestado el padre de Gala, “un nombre no es identificativo de la persona”, puesto que “si una persona está consciente de lo que quiere ser, el nombre es lo de menos”, mencionó en relación a las identidades autopercibidas.

A los pocos días de la desaparición, en el Colegio Belgrano uno de sus consejeros grabó un video dirigido a Gala. Detrás del religioso se ve un escudo que dice “Canónigos regulares de Letrán”, la congregación que sigue las enseñanzas de San Agustín. En las imágenes, el sacerdote le habla de la “parábola del hijo pródigo que metió la pata y volvió” y le dice que la esperan “con los brazos abiertos”.

Seguimos buscando

Durante la quinta marcha para pedir por la aparición de Gala sus padres y familiares recordaron constantemente que existen números telefónicos para alertar sobre posibles datos de su paradero: 3874694554, el 911, el 08005555065 dispuesto por Nación y el  0800 333 5500 de Missing children.

“¿Cómo es posible que la policía, la provincia y Nación con todos los medios que dicen estar buscando día a día, momento a momento, en cada lugar nadie sepa decirnos donde está una menor, nadie sepa decirnos y darnos pistas de nada? No entiendo como la policía y los ministerios del interior y de justicia no saben nada. Recurrimos a ustedes, a la gente de cada día para que nos ayuden a tratar que Gala llegue a casa”, se escuchó decir de un familiar al culminar la marcha.