El salteño Jorge Cornejo Torino fue condenado a 13 años de prisión por la explosión de la armería de Río Tercero ocurrida en noviembre de 1995. Provocada intencionalmente para tapar la corrupción menemista, la explosión causo 7 muertos. Torino fue hasta abril del 2013 vicerrector de la Universidad Católica de Salta.
El Tribunal que dictó la condena fue el Oral Federal 2 de Córdoba. La misma condenó a penas de entre 10 y 13 años de prisión a cuatro exmilitares por la explosión de la Fábrica Militar de Río Tercero, que causó 7 muertos y 300 heridos en 1995.

La causa se reabrió en los primeros meses del año 2013 cuando la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó que la misma siga abierta para investigar si la explosión de la fábrica fue para ocultar contrabando de armas. Uno de los principales implicados era el salteño Jorge Cornejo Torino que también había sido condenado por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador

Junto a Cornejo Torino fueron condenados a 13 años los exuniformados Carlos Franke y Edberto González de la Vega. La pena de 10 años recayó sobre Marcelo Gatto, todos considerados autores mediatos del delito de “estrago doloso”. González de la Vega y Franke eran directivos de la Dirección General de Fabricaciones Militares que dependía del ministerio de Defensa, Cornejo Torino director de la fábrica de Río Tercero, y Gatto estaba a cargo de la División Producción Mecánica.

La planta explotó el 3 de noviembre de 1995 y siempre se atribuyó a un hecho intencional planificado para tapar el faltante de armamento por la venta ilegal de material bélico a Croacia y Ecuador. El expresidente Carlos Menem estuvo imputado en esta causa, pero no llegó a juicio oral.