Susana Malcorra explicó los motivos por los que deja la Cancillería. La canciller destacó los logros de su gestión bajo las órdenes del presidente Macri. Continuará trabajando hasta aceitar los detalles del traspaso a su sucesor.

El presidente Mauricio Macri anunció que la canciller Susana Malcorra dejará su puesto “por temas personales” y la noticia, completamente inesperada, generó un revuelo político que derivó en interpretaciones como la del presidente del bloque de diputados kirchneristas, Héctor Recalde, quien indicó que la decisión de la canciller “no es ajena” al caso Odebrecht.

Malcorra destacó las razones de su decisión, que atribuye a sus responsabilidades familiares. “En lo personal esta decisión se vino gestando desde hace algún tiempo. Siempre pasa que uno entra en el día a día y fueron pasando las semanas. Después de Semana Santa hablé con el Presidente y le dije: ‘Acá está mi carta [de renuncia], no tiene fecha, pero la decisión está tomada'”.

Y agregó: “Tomé la decisión porque mi historia de estar alejada de mi familia es larga, no arranca en diciembre del año pasado. Mi marido estuvo en una situación médica delicada mientras yo estuve dedicada a la Cancillería. El superó ese problema, pero hay ciertas necesidades básicas que hay que cumplir, y es básicamente vivir juntos. Yo no sirvo para estar a medias aguas con las cosas, así que tomé la decisión finalmente [de dejar el cargo]”.

La canciller manifestó que continuará trabajando hasta aceitar los detalles del traspaso a su sucesor, Jorge Faurie, y destacó las bases de lo que fue su gestión bajo las órdenes del presidente, Mauricio Macri. “Yo siempre trato de volver a las bases, que son los famosos tres objetivos del Presidente: el primero es la eliminación de la pobreza, que es un objetivo aspiracional: todos los gobiernos deberían buscar eliminar la pobreza; además le puso un sesgo muy fuerte en lo económico a la Cancillería. El segundo, la lucha contra el narcotráfico, que nos inserta en la cuestión del terrorismo, no en la primera línea, pero sí en el financiamiento, es decir, el narco lavado [de dinero]. Y el tercero, la unión de los argentinos”, dijo. “Esto fue fundamental, fueron los ejes que marcaron nuestro trabajo”.

Fuente: La Nación