Urtubey pidió celeridad con la ejecución de las obras que se harán con parte de los dólares conseguidos en el exterior. Ratificó a las comisiones departamentales de las que participaran legisladores y que habían generado el enojo de los jefes comunales.

El encuentro fue en Finca Las Costas en la noche de ayer. El parte de prensa difundido por el Grand Bourg relató el encuentro que giró entre palabras de aliento en medio de la situación crítica que vive el país, pero también dejo cerrada la discusión en torno a las comisiones departamentales de la que formaran parte los legisladores para seleccionar y fiscalizar las obras.

Con respecto al primero punto, Urtubey tomó la palabra para analizar la situación económica del país y el destino del financiamiento conseguido por el Estado provincial para la ejecución del Plan Bicentenario. Allí manifestó que, frente a la situación que el país está viviendo, “cada uno debe saber en qué lugar estamos. Por eso, cada intendente cuenta con el apoyo del Estado provincial para afrontar todo los que se les cruce en el camino”. Recordó como ejemplo la crisis económica mundial del año 2009 que “la Provincia junto a los municipios supo afrontar”.

Con respecto al segundo punto – las comisiones departamentales – que había generado el encono de los jefes comunales que sentenciaban que las mismas atentaban contra la autonomía de los municipios, el gobernador cerró la polémica: pidió a cada uno de los intendentes celeridad en la definición del paquete de proyectos y obras, a través de las comisiones departamentales que integran junto con los legisladores provinciales. Fin de la discusión.