Tras el pedido de Interpol, el cura italiano acusado de abusar menores en nuestra provincia, Alessandro de Rosi, fue detenido en Roma de donde era oriundo. El sacerdote residió en Salta entre el año 2008 y el 2013 cuando luego de confusos episodios abandonó la ciudad.

Hasta los medios nacionales se ocuparon del tema: el religioso italiano Alessandro De Rossi fue detenido en la capital italiana en el marco de una causa que tramita la justicia salteña y en la que está sospechado del delito de “abuso sexual agravado” en un número no determinado de víctimas en el barrio Islas Malvinas, de la capital provincial.

Página 12, reseñó que la petición de captura internacional a la Interpol fue hecha por Argentina a través del pedido del juez de Garantías de Salta, Diego Rodríguez Pipino, quien dictó la orden de detención, y el arresto al sacerdote tuvo lugar el pasado 31 de diciembre, en Roma.

Según la Justicia, los delitos habrían sido cometidos por De Rossi mientras cumplía funciones en la vicaría “María Medianera de todas las gracias” en el barrio Islas Malvinas de la ciudad de Salta, donde estuvo durante cinco años

Durante la noche del martes 23 y la madrugada del miércoles 24 de diciembre los investigadores de este caso realizaron numerosos allanamientos en distintos domicilios de la capital salteña, en búsqueda de material informático, fotos o datos que permitan relacionar al sacerdote con los hechos que le imputan.