“Festejo y agradezco que el Congreso haya aprobado la Ley de Primer Empleo”, dijo hoy Mauricio Macri. Lo cierto es que el proyecto aún no comenzó a ser tratado por los legisladores.

El presidente Mauricio Macri sumó un yerro más hoy a una semana cargada de declaraciones que provocaron la polémica y las críticas en las redes sociales. Durante un acto en el barrio porteño de Villa Devoto, el jefe de Estado se equivocó y dio por aprobada la denominada Ley de Primer Empleo o “empleo joven”, cuyo texto aún no comenzó a ser tratado en el Congreso de la Nación.

El mandatario inauguró esta mañana la primera “Casa del Futuro”, una iniciativa que impulsa en varias provincias y que busca contener social y culturalmente a jovenes de 15 a 24 que están en situación de vulnerabilidad.

“Necesitamos que en estos lugares se recree el esfuerzo, la convivencia, el diálogo y el trabajo. Solamente uno de cada dos chicos que empiezan el colegio lo terminan. Los problemas de empleo afectan mucho más a los más jóvenes; el desempleo es doble entre los 18 a 24 años, que (en la franja) de 24 a 29”, aseguró al lanzar el Plan Nacional de la Juventud.

La confusión llegó inmediatamente después de esa reflexión. “Por eso, festejo y agradezco que el Congreso haya aprobado la Ley de Primer Empleo, porque es una entrada al mundo laboral para todos ustedes”, señaló ante el auditorio.

La Ley de Primer Empleo se encuentra en plena etapa de negociaciones y aún no fue tratada en el Congreso de la Nación. Desde abril descansa en la comisión de Legislación Laboral.

El proyecto tiene el objetivo de incentivar la creación de puestos de trabajo destinados a las personas de entre 18 y 24 años. A cambio de que las compañías amplíen la oferta laboral, el Gobierno propone exenciones impositivas, reducción de los aportes patronales por un lapso de 36 meses por cada empleado ingresante.

Lejos de haber un consenso, la norma disparó una polémica y el rechazo de algunos diputados que provienen del arco gremial. Señalan que puede ser una puerta para flexibilizar los convenios colectivos de trabajo, además de no estar de acuerdo sobre las contribuciones patronales a los sistemas de seguridad social.

Fuente: Infobae