Lo que le gusta al salteño es que el presidente de Brasil prometió luchar contra la “ideología de género.”

Suriani pone me gusta cada vez que surge un recortador de derechos. Ni hablar cuando es uno que vocifera contra eso que ellos denominan “ideología de género”.

Ayer, el diputado provincial Andrés Suriani vio un micrófono abierto y aprovechó para expresar su satisfacción por “la mención expresa de luchar contra la ideología de género en el discurso de asunción presidencial de Jair Bolsonaro”.
Un poco tarde, pero lo hizo. El legislador que combate la legalización del aborto y a la educación sexual en las escuelas, ve en Bolsonaro un héroe. Suriani dijo en El Tribuno que su postura contra estos temas no es “un capricho personal” sino de “un requerimiento alarmado de la población”.
De esta manera, Suriani aplaude a quien se ha llamado el Hitler sudamericano porque según Suriani, Bolsonaro enfrenta “la amenaza de destrucción de la familia”, y puntualiza que “lo que en rigor quieren es debilitar la autoridad paterna, quitarle a la mujer sus bondades naturales e instalar dudas innecesarias en nuestros niños a partir de la absurda autopercepción del género”.
Ponele soda.