La oficina de escuchas telefónicas, poblada de hijos de jueces y fiscales

La “familia judicial” hizo un aterrizaje triunfal en la oficina de escuchas telefónicas.
Muchos hijos de jueces, camaristas y fiscales de peso en los Tribunales fueron nombrados en la dependencia encargada de interceptar llamadas de narcotraficantes, secuestradores y políticos.
El camarista federal Eduardo Farah, el juez Rodolfo Canicoba Corral, el fiscal Carlos Stornelli y su par Eduardo Taiano tienen hijos designados en la oficina de escuchas, el tramo más sensible de los procesos penales.
También figura el hijo del juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky y el del camarista nacional Luis María Bunge Campos.
Por L.A.