A pesar del encono personal contra Cristina Kirchner, Pichetto y Rodolfo Urtubey que preside la comisión del senado que debe tratar el pedido de desafuero adelantaron que no darán curso al pedido.    

El flamante interbloque “Argentina Federal”, que armó el senador rionegrino para no tener que sumar a Cristina a la vieja bancada del FPV, tiene la llave para aprobar el desafuero junto con Cambiemos, pero Pichetto ya había avisado en octubre que no avalan desafueros si no hay condenas firmes. Se trata de la “doctrina Menem” que le permite al ex presidente permanecer en su banca pese a que tiene una condena por el tráfico de armas, aunque no está firme.

Esa doctrina permanecerá inalterable para el caso de Cristina, según deslizó ayer al mediodía el salteño Rodolfo Urtubey, que en los próximos días se hará cargo de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la encargada de tratar el pedido de desafuero. “Nosotros hemos respaldado esa doctrina absolutamente porque la propia Corte lo ha hecho, recordemos que dejó sin efecto un fallo de la Cámara Electoral que le impedía a Menem ser candidato sobre la base de la falta de firmeza de la condena. Si la Corte tiene ese criterio, con más razón el Senado tiene que tenerlo”, explicó el hermano del gobernador Juan Manuel Urtubey. “En este caso ni siquiera estamos ante una sentencia”, agregó.