Fue incluido en la lista del Servicio Penitenciario y podría recuperar su libertad diez años antes de lo previsto.

El 20 de diciembre de 2007 Astiz ingresó a la prisión. Su libertad total, según el informe judicial, está fechada para el 7 de abril de 2028. Pero la Justicia, esta vez en manos del SPF, entiende que el ex capitán de fragata de la Armada Argentina (cuya labor durante la última dictadura cívico-militar fue pertenecer al grupo de tareas que funcionó en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada) puede recuperar su libertad diez años antes de lo previsto.

El 8 de marzo trascendió una lista con el nombre de Alfredo Astiz, entre los 1.436 presos que se “encontrarían en condiciones de acceder a medidas alternativas de la prisión”.

Pablo Lachener, abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, dialogó con Crónica y aclaró que “nosotros estudiamos caso por caso. Hay algunos a los que les corresponde la domiciliaria con su debido control, por eso no nos oponemos”, y añadió: “En el caso de los genocidas, alrededor del 35% está alojado en la unidad de Campo de Mayo, que es sólo para genocidas. Por eso es mentira el discurso de la superpoblación en las cárceles”.

En relación con Astiz, si bien subrayó que “aún no estudiamos en profundidad su caso”, Lechener apuntó que “es sabido que tiene cáncer. Ahora hay que ver qué dicen los médicos, porque si bien es una enfermedad grave, esto no tiene que ser la excusa para salir. Primero vemos qué está en juego, las dolencias”.

De parte del gobierno quien fijó postura fue Claudio Avruj. El secretario de Derechos Humanos escribió en Twitter: “Ante las versiones periodísticas sobre la posibilidad de que se le otorgue prisión domiciliaria a Alfredo Astiz, expresamos una vez más nuestra posición institucional de oposición y rechazo”.

El represor, de 67 años, está a disposición del Tribunal Oral Federal 5, que lo condenó dos veces a perpetua. Junto a Astiz, en la nómina hay otros detenidos por delitos de lesa humanidad. Entre ellos Víctor Gallo, Claudio Vallejos, Adolfo Donda, Honorio Martínez Ruiz, Juan Carlos Jones Tamayo, Bernardo Cabezón, Jorge “Tigre” Acosta, Carlos Capdevilla y Hugo Guallama Etcheverry.