La periodista maltesa Daphne Caruana Galizia, que participó en la investigación de los llamados Panamá Papers que reveló cómo su país se había convertido en un paraíso fiscal, fue asesinada a través de una bomba que fue colocada en su coche en Bidnija, en el norte de la isla, por causas aún por esclarecer.

La periodista maltesa Daphne Caruana Galizia, que participó en la investigación de los llamados Panamá Papers que reveló cómo su país se había convertido en un paraíso fiscal, fue asesinada a través de una bomba que fue colocada en su coche en Bidnija, en el norte de la isla, por causas aún por esclarecer.

La periodista había presentado hace días una denuncia, en la que constaba que había recibido amenazas de muerte, informó el diario maltés Times of Malta.

La explosión se produjo en torno de las 15 hora local (13 GMT) a pocos metros de su casa por causas que aún están siendo investigadas y fue uno de sus hijos, que se encontraban en su domicilio, quien escuchó la explosión y avisó lo que había sucedido.

La policía explicó que la explosión fue extremadamente fuerte y que el vehículo, un Peugeot 108, quedó despedazado y esparcido por la zona.

Al lugar del siniestro se trasladaron miembros de la policía, los bomberos, equipos de emergencia y forenses, que aún peinan las calles y tratan de determinar las causas de lo ocurrido.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, criticó el suceso y afirmó que “nadie puede justificar un acto bárbaro como este”, en alusión a un posible atentado. “Este es un ataque bárbaro contra un ciudadano y la libertad de expresión, no descansaré hasta que se haga justicia. El país merece justicia”, escribió en Twitter.