La Nación advirtió a las provincias que si aprueban tarifazos en el precio de la luz dejará de financiar obras para el sector. En Salta, sin embargo, el tarifazo llegará al 20% desde el 1 de enero.

El ministro de economía de Salta, Carlos Parodi, anunció el aumento de la energía eléctrica desde el 1 de enero. Según informó el funcionario el tarifazo alcanzará el 19,7%. Lo que no advirtió Parodi es que ese aumento será sancionado por la administración nacional, que intenta evitar los aumentos de servicios públicos en diferentes provincias. El gobierno nacional presiona para revertir los aumentos y advirtió que dejará de enviar fondos para las obras de mejora del servicio a aquellos estados que incrementen la boleta. El propio jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó hace un mes que a fin de año vence el acuerdo de convergencia tarifaria que obligaba a las provincias a congelar el precio de la distribución eléctrica y que no será renovado. Al igual que Parodi los gobernadores de varios distritos ya informaron que subirán la tarifa entre 20% y 34% desde enero.

Ahora, el Ejecutivo nacional presiona para revertir esos aumentos y advierte que dejará de enviar fondos: “A las provincias que aumenten la tarifa se les dejará de financiar las obras de distribución”, dijo al diario porteño El Cronista una fuente oficial al tanto de las gestiones. Los acuerdos del pomposo Programa de Convergencia de Tarifas Eléctricas y Reafirmación del Federalismo Eléctrico en la República Argentina contemplaban que, a cambio del congelamiento de tarifas hasta el 31 de diciembre, la administración nacional iba a financiar una serie de obras para mejorar la distribución eléctrica en los distritos.

Son obras que, en general, demoran entre dos y tres años en realizarse y que en muchos casos ya se iniciaron. “Las obras no se frenarán, pero las provincias deberán financiarlas con los aumentos”, afirmaron en el despacho oficial. “Más allá de que tengan la potestad tarifaria y más allá del vencimiento del convenio, el Gobierno no va a convalidar las subas”, afirmó la fuente oficial. “Las provincias no mostraron voluntad de negociación; si se cae el compromiso de no aumentar tarifas, se cae el compromiso de financiamiento”, sentenció.