El dirigente nacional del Partido Obrero llegó a Salta para presentar su libro “El renacimiento de la internacional”. En conferencia de prensa se refirió al impacto del fenómeno brasilero en Argentina y se refirió a los casos de abuso en la iglesia salteña.

El referente del Frente de Izquierda Jorge Altamira llegó a Salta para brindar una conferencia y presentar el libro “El renacimiento de la Internacional”. Por la mañana dialogó con los medios sobre el efecto Bolsonaro en Argentina. “El impacto va a ser sobre un país que tiene una crisis muy similar a la de Brasil. Va a depender de la reacción de las diferentes clases sociales; si la clase obrera ejerce una lucha enérgica, el resultado va a ser distinto al de Brasil” manifestó el dirigente.
A su vez, hizo referencia a las reacciones de sectores de derecha, entre los que mencionó a la iglesia salteña: “si los que progresan son los grupos de choque que van a los hospitales a interrumpir un aborto no punible, o la ministra de Seguridad diciendo ‘salgan a disparar por la calle’, o la iglesia de Salta que no quiere que la justicia intervenga en la investigación de casos de pedofilia, naturalmente se va a fortalecer la derecha” destacó.
El dirigente de izquierda, además, resaltó que: “hay una tendencia al revanchismo en la sociedad actual y hay una tendencia a la rebelión popular, que la prensa misma identifica con la izquierda”.
Por último, se le consultó sobre los trabajadores que apoyan a los sectores de derecha emergentes en el país: “La clase obrera está en un impasse. Hay una pelea por la conciencia, la voluntad y la acción de la clase obrera. No somos de los que dicen: ‘sea feliz en 24 horas’. Hay una lucha de clases. Queremos sacar a la clase obrera del impasse y pasarla a una causa progresista y socialista” finalizó Altamira.