La Cámara Inmobiliaria de Salta propondrá a Diputados eliminar el “depósito” que se cobra a la hora de alquilar una vivienda, como medida para bajar los costos. El sector busca que, en su lugar, exista una “garantía social”, que funcionaría mediante una póliza de caución.

Con esto ya no se pagaría más el equivalente a un mes por cada año de alquiler sino un monto bastante inferior (una prima del seguro) que reduciría el gasto inicial de un inquilino, que, en promedio, está entre 15 y 25 mil pesos.

En la actualidad el depósito se reintegra al finalizar el contrato de locación dependiendo del estado en que haya quedado el inmueble. El dueño puede utilizar parte de ese dinero para reparar los daños o deterioros, informa El Tribuno.

A partir de hoy en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los inquilinos ya no tienen que pagar comisión inmobiliaria debido a que entra en vigencia una ley aprobada en agosto pasado que así lo ordena. En Salta, donde la demanda de alquileres es elevada, el diputado Santiago Godoy también planteó que los propietarios se hagan cargo de dichos honorarios y abrió el debate. Al mismo tiempo, convocó a las inmobiliarias a presentar sus propuestas para buscar una solución en conjunto.

“Debido a la crisis económica que atravesamos, el proyecto consiste en reformar la ley del corretaje inmobiliario poniendo un tope y estableciendo que la comisión inmobiliaria está a cargo del locador y no del locatario, con lo que se reduciría el 35% del monto de los alquileres”, señaló Godoy.

En contrapartida, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Salta, Juan Martín Biella, apuntó contra la norma aprobada en Buenos Aires y sostuvo que es inconstitucional. “Nosotros somos profesionales inmobiliarios, cobramos honorarios por intermediar y unir a las dos partes. Si el Estado me dice que yo solo cobro y trabajo para una parte va a ser mandatario. Eso quiere decir que ya no es el mercado el que pone el precio del alquiler, que yo trabajo para un propietario y ahí está la inconstitucionalidad de la norma, por eso va a caer”, señaló Biella.

Sin embargo, para el diputado Godoy el trabajo del comisionista se inclina más a complacer al dueño de casa y no tanto al inquilino.

El empresario advirtió: “Al bajar el riesgo la gente invierte, construye y alquila. Si rompés la cadena y el señor ya no quiere invertir para alquilar, retira la propiedad del mercado, hay menos propiedades en alquiler y, por lo tanto, suben los precios”.

Por su parte, el legislador provincial buscará que su proyecto sea tratado en la Cámara en el corto plazo.