La Multisectorial de Mujeres de Salta repudia enérgicamente los graves episodios ocurridos ayer mientras cinco abogadas del Instituto de Género, realizaban una volanteada en la Ciudad Judicial. Cinco policías de la Provincia, móviles y carro de asalto para desalojar a mujeres que se manifestaban por sus derechos.

 La actividad, informaron mediante un comunicado desde la Multisectorial de Mujeres de Salta fue una de las muchas acciones  aprobadas por la Asamblea #8M integrada por mujeres de más 170 organizaciones sindicales, políticas, sociales y del colectivo LBTTTIQ.
“Nos preocupa seriamente que uno de los Poderes como el Poder Judicial, quien debiera ser el principal garante de la libertad de expresión, haya coartado de manera violenta la actividad que realizaban estas profesionales del derecho”, señalaron.
Estas abogadas, fueron intimidadas por el servicio de seguridad  Guardián,el Jefe de Seguridad del Poder Judicial, Sergio Espinosa, y un agente de apellido Paz, quienes convocaron a cinco policías de la Provincia, móviles y carro de asalto, a fin de desalojarlas, por orden, según uno de los efectivos, de la Superintendencia del Poder Judicial.
“Nos resulta llamativo, que en la puerta interior de entrada principal a la Ciudad Judicial,se haya permitido colgar un afiche de considerables dimensiones que alude a la Campaña ‘El bebito de los grupos antiderechos, mal llamados Pro Vida, en contra de la despenalización del aborto, sin ningún tipo de objeciones.
Esperamos que el organismo responsable de este atropello, nos dé a las mujeres organizadas  y a la sociedad, la respuesta pertinente”, finalizaron.