Después de un nuevo caso de narcopolicías, el ministro de Seguridad no se mostró alterado y aseguró que los salteños tenemos “una Policía fuerte”.

Después de la detención del sargento Marcelo Flores, que llevaba 135 kilos de cocaína en un vehículo interceptado por Gendarmería, hubo suspensiones en la Comisaría 42 de Tartagal.

El Tribuno informó que en lo que va del año son sesenta los policías a quienes se les iniciaron expedientes para darles de baja por distintos motivos. De ese total, nueve están involucrados en narcotráfico, se confirmó desde Seguridad.

Al respecto, el ministro de Seguridad Carlos Oliver dijo que en la cartera a su cargo se sigue trabajando internamente “para detectar cualquier tipo de incumplimiento policial con intervenciones judiciales y exoneraciones de la fuerza”.

“Tenemos una policía fuerte, institucionalmente ha mostrado resultados positivos en la lucha contra el narcotráfico y en ese camino seguiremos”, aseguró el Ministro.