Con el nuevo incremento, los ediles norteños pasarán a cobrar 29 mil pesos. El aumentazo se solventó con una reducción de las partidas sociales del municipio.

El cuerpo deliberativo de Aguaray resolvió ayer que el municipio no necesita tanto de fondos para asistencia social y recortaron partidas destinadas a ese fin. La contraparte de esta decisión fue un envidiable aumento de 8 mil pesos en la dieta de cada concejal. Con el incremento aprobado, los concejales llegarán a cobrar 29 mil pesos mensuales, un sueldo muy por encima de lo que percibe la mayoría de los trabajadores en la provincia y que se equipara con el sueldo del intendente.
El “dietazo” fue aprobado por el cuerpo deliberativo que está compuesto por nueve miembros, de los cuales votaron a favor siete: Gustavo Quinteros, Javier Barroso, Marines Romero, Gustavo Irala, Ramón Cabaña, Fabio Navarrete, y Juan Carlos Torrico. El mismo concejo deliberante se opuso hace un tiempo atrás a la ordenanza tarifaria que preveía, entre otras cosas, el cobro de impuestos actualizados a las petroleras que operan en la zona; por lo que, dos de ellas continúan pagando impuestos a valores del año pasado.
El intendente Alfredo Darouiche, por su parte, consideró que los ediles buscan asfixiar económicamente a la comuna; ya que por un lado se aumentan las dietas, y por otro se oponen a cobrar más impuestos. “Seguramente creen que me hacen daño a mí pero en realidad el daño es para los vecinos de Aguaray” Comentó Darouiche a El Tribuno.