En el barrio San Rafael llueve y se acumula. Es que los vecinos no tienen desagües. Tampoco gas natural, pavimento y más necesidades. “Vivo en este barrio hace 20 años y nunca vi a un funcionario recorrer las calles”, aseguró uno de sus habitantes.

En zona oeste se encuentra el barrio San Rafael, que después de cada temporal se convierte en Mundo Marino. Es que además de las comunes falencias de toda la ciudad, que básicamente se inunda pero cuando afloja un poco empieza a secarse, este sector de Salta no tiene desagües, entre otras carencias.

“Vivo en este barrio hace veinte años y nunca vi a un funcionario recorrer las calles”, contó un comerciante de la zona a El Tribuno. Las esquinas parecen lagunas porque se trata de un barrio que al no tener ni siquiera pavimento, tampoco cuenta con bocas de desagües y el agua no tiene cómo ser evacuada de la zona. “Tenemos que esperar que la tierra absorba el agua, eso puede demorar días para volver a transitar las calles con normalidad”, reclamaron los vecinos.

Las calles no tienen nombres y están llenas de pozos. La mayoría con muchos desniveles lo que dificulta la circulación del único corredor de SAETA que funciona en la zona: el 4C. “En algunos casos las paradas están justo en un pozo de agua y mojarse es inevitable. El acceso al barrio tiene muchos desniveles y es difícil transitar”, agregaron.
Foto: El Tribuno