María Eugenia Vidal aseguró que “no hay que pelearse más con el campo”. La gobernadora bonaerense lo afirmó durante un acto en la planta Dreyfus, de Bahía Blanca, donde destacó la eliminación de las retenciones.

Por si hacía falta aclarar las enormes diferencias entre la década de gobierno kirchnerista y la actual gestión de Cambiemos, María Eugenia Vidal salió a remarcar que no debe haber confrontación con el sector agropecuario para que el país pueda seguir desarrollándose.

“No hay que pelearse más el campo”, dijo la gobernadora, recordando la disputa de 2008 por la Ley 125, que marcó una división en la sociedad y una crisis para la entonces presidenta Cristina Kirchner.

La mandataria bonaerense, durante el acto de ampliación de las instalaciones de la francesa Dreyfus, en Bahia Blanca, destacó el impacto de los 50 puestos de trabajo directo y otros cientos indirectos que genera la inversión en la zona próxima a Puerto Galván.

“Esos operarios que mientras nosotros estamos acá ellos están cargando cereal por decisiones que no se entendían como el estímulo al campo y que nos demuestran que no hay que pelearse más” dijo Vidal, quien llegó acompañada por el ministró de agroindustria Leonardo Sarquis.

Agregó que la eliminación de retenciones y de las restricciones a las ventas al exterior “significan más, trigo, más maíz y mejora en infraestructura. Es un camino largo, pero que ya está dando los primeros resultados.”.

Vidal, quien permanecerá en la zona durante el resto del día, dijo que también que ese proceso “no pasa aisladamente de manera silenciosa” y citó las inversiones presentadas ayer e Pergamino y en el puerto de Campana.

“A los que atraviesan dificultades, les digo que esto que vemos hoy, el final del camino” señaló la gobernadora que ahora se encuentra en Coronel Rosales y luego irá a Tres Arroyos.

Fuente: Clarín