El triunvirato se refirió a la posibilidad sugerida por el Gobierno de vetar el proyecto en caso de aprobarse en el Senado. En tanto, condicionó su aval al recambio en la central al perfil de la nueva conducción.

Si Mauricio Macri veta una eventual ley sancionada para mitigar el tarifazo “la CGT debe llamar a un paro nacional”, aseguró el sindicalista Carlos Acuña, miembro del triunvirato de conducción de la central. El gremialista instó al Gobierno a “convocar a todos los sectores a un diálogo para implementar cambios” a su criterio necesarios para atravesar la crisis económica. En una entrevista Acuña dijo, además, que apoyará un proceso de recambio de autoridades en la principal organización gremial sólo “si es para defender a los trabajadores” en referencia al enfrentamiento que su sector interno tiene con los “gordos” y los “independientes” de los gremios mayoritarios.

“Propuse abiertamente un paro nacional. Creo que si no tenemos respuestas a nuestros reclamos y si el Gobierno ignora una ley del Congreso tenemos que ir directamente a un paro”, sostuvo Acuña sobre su intervención el jueves pasado en la reunión del Consejo Directivo de la CGT. En esa ocasión el planteo de avanzar hacia una huelga nacional contó con la adhesión de los dirigentes alineados con Hugo Moyano, además de sus propios aliados que responden a Luis Barrionuevo.

Acuña forma parte del trío de líderes de central obrera en representación del sector que lidera Barrionuevo. Aunque todavía se repone de una reciente operación cardíaca y es el miembro con perfil más bajo de los tres, sus escasas actividades en las últimas semanas alcanzaron para desatar tempestades en el sindicalismo y la política.