Denuncian a una agente de Drogas Peligrosas de abusar de una menor en medio de un allanamiento en barrio Siglo XXI. Según la madre de la nena, una mujer de civil con un chaleco azul de la Policía desnudó a su hija y la tocó mientras otros agentes golpeaban a su esposo. Aquí el relato completo.

La madre de la nena dijo que una agente de Drogas Peligrosas la desnudó y le tocó las partes íntimas, en una nota publicada hoy por el diario El Tribuno el abogado de la familia, y la madre de la niña contaron cómo sucedieron los terribles sucesos que ocurrieron el 22 de enero pasado.

Ese día personal policial de la División Drogas Peligrosas realizó un allanamiento, donde secuestraron marihuana y pasta base, pero no solo eso también aprovecharon para abusar de los menores en su propia casa.

“Ese día estábamos sentados en la vereda de mi casa con dos de mis hijos, una nena de 6 y uno de 4 años, cuando de golpe llegaron los policías y se metieron disparando a mi casa. Fue muy violento, además adentro estaba mi otra hija de 2 años durmiendo”, expresó la madre de los menores.

“Después de mostrarnos la orden de allanamiento, a mi marido se lo llevaron para el fondo, donde lo golpearon hasta desmayarlo. A mí me llevaron a la pieza de los chicos, donde a mis hijos y a mí nos humillaron de la peor forma. Después de requisarme una mujer de civil con un chaleco azul de la Policía desnudó a mi hijita, la puso en cuclillas (cuatro pies), y le tocó la vagina. Ella gritaba y pedía por su mamá. Me sentía impotente porque me necesitaban y no podía hacer nada”, contó llorando la mujer a El Tribuno.

Luego, al no encontrar droga en el cuerpo de la menor siguieron con su hermano de 4 años, a quien desnudaron sin “tocarlo como a su hermana”. “Mientras, a mi pareja lo estaban matando a golpes, escuchábamos sus gritos y les pedía por favor que no lo sigan golpeando”. Lo desmayaron de un golpe y para despertarlo “le empezaron a tirar baldes de agua”, sostuvo.

“No entiendo por qué se ensañaron así con mis hijos, mi marido les había dicho que sí tenía marihuana, que estaba en el chifonier. Sin embargo, decidieron hacernos mucho mal, mis hijos no duermen de noche, se hacen pi y caca en la cama”, expresó la mujer, que fue sobreseída.

El abogado de la familia le dijo a El Tribuno que los menores declararon en Cámara Gesell la semana pasada. “El relato de la nena fue contundente, detalladamente dijo lo que le hicieron. Dio muestra no solo con palabras sino con un muñeco que le proporcionó la psicóloga”, expresó Luna. “La familia no quiere que esa mujer -por la policía- vuelva a cometer el mismo hecho con otra criatura. Las autoridades desde el Ministerio de Seguridad, de Justicia para abajo, deberían capacitar a su gente como es debido”, apuntó Luna.