Padres y alumnos de la Normal están preocupados por las amenazas que reciben después de la muerte del perro Malevo. Uno de los damnificados dijo que los proteccionistas “piden con vocabulario terrible que se hagan cosas terribles”.

Después de la muerte del perro Malevo, que mordió una bomba de estruendo que explotó dentro de su boca, los proteccionistas de animales señalaron como responsables a alumnos de la escuela Normal. El hecho ocurrió hace una semana. Desde entonces, los estudiantes del establecimiento y sus padres sufren amenazas y acosos.

Carlos Suárez, padre de uno de los chicos que asisten a la primaria, dijo que el martes los alumnos debieron ser retirados antes de tiempo por las amenazas. Agregó que los proteccionistas “piden con vocabulario terrible que se hagan cosas terribles” en venganza de lo ocurrido.

“Nos preocupamos porque son menores y están cubiertos por los derechos de los niños. Deberían intentar aflojar un poco con este tema… sabemos que hay chicos que hicieron cosas terribles en contra de sí mismos por cuestiones menores a las que hoy se generaron. Y por eso los queremos proteger”, dijo Suárez, según informó Nuevo Diario.

Para evitar más situaciones peligrosas, los alumnos asisten a clases sin uniforme. Se pidió la custodia del 911, mientras en una de las paredes se intenta borrar las pintadas. Entre ellas, una que dice “asesinos”.