La División de Prevención y Lucha contra la Trata de Personas y Asistencia a las Víctimas de la Policía de Salta rescató a 28 víctimas en lo que va de 2017, 20 mayores de edad y 8 menores.

En 2008 se puso en vigencia la ley que pena este delito. Cuatro años después fue ampliada luego de conocerse el fallo en el caso de Marita Verón, en el que quedaron en libertad los 13 imputados de trata.
La nueva ley dice que quienes promuevan o faciliten la prostitución de una persona serán penados “con cuatro a seis años de prisión, aunque mediare el consentimiento de la víctima”.
El tema del consentimiento fue uno de los cambios fundamentales de la nueva norma, ya que en casos anteriores muchas veces no se podía llegar a una condena porque la víctima aseguraba que había consentido la relación de explotación sexual debido a que estaba amenazada.
La pena para quienes sometan a una persona a explotación sexual es de 5 a 10 años de prisión y aumenta de 10 a 15 años si la víctima es menor de 18 años.