La secretaria de Obras Públicas, Beatriz Blanco, reconoció la demora de algunas obras y prometió que la capital provincial dejará de inundarse recién en septiembre del año próximo.
La secretaria de Obras Públicas, Beatriz Blanco, prometió que la capital provincial dejará de inundarse pero reconoció que no será este año sino el próximo. En declaraciones consignadas por el portal web Que Pasa Salta, la funcionaria estimó que en septiembre de 2018 dejaría de inundarse el macrocentro de la ciudad.
“Kitty” Blanco indicó que este año se avanzó con “algunas obras” pero aclaró “no será la solución total”. En cambio, estimó, en septiembre del año próximo “dejaría de inundarse el macrocentro”.
Según explicó la funcionaria municipal, la demora en el inicio de algunos trabajos hizo que no se llegue con los resultados esperados al periodo estival por lo que durante un par de meses más se continuará con obras “de manera intensa” y luego se deberá parar “hasta que terminen las lluvias, es decir hasta marzo del año entrante”.
“A partir de ese momento se continuará con la construcción de otras represas y el canal de calle España” afirmó Blanco y añadió que hasta el momento “se iniciaron las tareas en plaza Gurruchaga y las restantes obras para este año se harán con contrataciones directas para ahorrar tiempo”.
Compartir
Artículo anteriorLos 7 locos
Artículo siguienteOrden y control